La Granja Digital

Escrito por: Kmilo Pinilla / CEO de KALO Publicidad

 

Quién creería que en el 2004 empezaría una nueva tendencia que integraría a la granja como nunca antes se había visto, revolucionaría la manera de socializarlos, la creación de un perfil digital, que de una manera sencilla e ingeniosa podrías agregar amigos e incluso poner tus estados de ánimo, así que el pato le envía una solicitud de amistad a la gallina, el perro le da like al gato, el cerdo comenta en una foto de la vaca, en cuestión de días todos estaban conectados. Había una hermandad y un glamour jamás visto en la granja, y se empieza a categorizar a las amistades por pasatiempos o amigos cercanos un ejemplo: los amigos del lodo o el grupo de solo plumas. 

El burro tenía amistades, aunque pocos likes en sus post, la oveja era la que tenía más seguidores, pero el pollito cada vez que subía una foto de él haciendo cualquier gracia se ganaba todos los likes de la granja, ya a nadie se le olvida el cumpleaños de nadie y las invitaciones se hacían por este medio, que al mismo tiempo generaban una discordia porque se sabía a quién se invitaba y a quien no, una semana después ya estaban conectados con la granja de al lado y al mes con muchas granjas de lugares inimaginables, para esta altura el caballo tenía un amigo con el cual compartían cosas en común ¿cómo?: tenía 4 patas, transportaba gente encima de su lomo pero la diferencia, él tenía dos jorobas en su espalda y decía que otros amigos de él tenían una, el caballo soñaba en conocer las dunas de arena de las que tanto hablaba el camello, no se conocían, de hecho uno estaba muy lejos del otro, pero este espacio los acercaban, el perro sabueso empezó a rastrear a sus primos y amigos, a muchos los encontró y con las fotos y sus perfiles se sorprendió, el perro decía para sus adentros: ¿quién iba a imaginar que su primo el menos astuto​,​ Horacio​,​ fuera el mejor inspector de Berlín?, el loro empezó a replicar su programa de motivación por el medio y con él entraron los anuncios, los cuales cambiaron la socialización, los que tenían grandes marcas se empezaron a dar cuenta que este medio podría hacer grandes diferencias de manera masiva y más económica, la vaca exportadora de leche entró tajante y no vaciló, estaba asesorada y con visión, no escatimó en recursos, su leche no sería la mejor de su vida sería la mejor para muchas generaciones!, ojo esto no solo lo decía la vaca si no toda la granja, ella podía pastar tranquila, y se dio a conocer en todos los terrenos, pronto sus casos de éxito empezaron a llegar a los oídos de todos, los hocicos no paraban de hablar, así que algunos conmocionados entraron al ruedo y anunciaron, unos de forma precavida, otros guiados por los que se la pasaban horas y horas conectados y otros siguiendo simplemente su instinto, trabajando en pro del reconocimiento.

¿​Cómo evolucionaron en la granja?

Algunos tuvieron éxito, la mayoría de los precavidos como vacilaron mucho se quemaron, Josefina la tortuga solía estar actualizada de todo lo que sacaba el sistema y con creatividad generaba tendencias que la mayoría de veces daba resultado, pero no era el sistema el que evolucionaba rápido si no la manera de comunicación que jugaba como una especie de teléfono roto donde los “genios” manejaban su interpretación a su antojo y es aquí cuando entran los lobos y empiezan a crear un mercado el cual “inspira y atrae a visitantes" con técnicas inexplicables, no estudiadas, no certificadas, no fiables, los números de seguidores subían exponencialmente pero solo era una fachada, eran animales fantasmas, y al pasar el tiempo ese experimento lo que hizo fue generar desconfianza en el sistema, esta especulación empezó a dañar el sistema y su credibilidad, los lobos desesperados e ingeniosos como todo lobo, crearon al espanta pájaros: el gurú del sistema, con una imagen perfecta para indicar con parcialidad donde era el norte, conferencias, casos de éxito, esperanzas, toda una estrella de rock, el decía a todos que no estaban en una granja, que estaban en una hacienda y que si todos se potencializaban pasarían a ser un parque nacional con todos los beneficios de paz que este implica, todos al principio creyeron, cayeron pero este espanta pájaros solo duró una temporada ya que las aves lo picotearon mucho con sus quejas.

Empezaron los análisis, los por qué y los cómo, aquellos que siguieron haciéndose esas preguntas, encontraban estrategias y así mismo el camino para llevar su producto al éxito. Nacieron los influenciadores la señora oveja en menos de un día podía llevar una marca de lo inédito a lo más top en un segundo, el pollito tenía un nivel de convocatoria impresionante, pero esta estrategia no podría servir siempre y para todos; a veces el toro le pagaba al zorro para que de manera indirecta hablase de sus productos, supuestamente él era el único que tenía olfato para las nuevas tendencias, y era verdad porque en ciertos momentos hacía voltear a mirar a su antojo a todos los de la granja, los patos se dieron cuenta de esta ruin estrategia, porque el zorro se hacía mostrar neutro, así que ellos inventaron un comité de calificación y certificación, y calificaban los productos y el cómo se comercializaban, al principio todos se subieron al carruaje pero tanta era la contaminación porque todos aseguraban que tenían el mejor producto y que le haría la vida mejor en la granja, que ya no se sabía en realidad cuál era lo mejor de lo peor.

El cerdo aprovechó esta oportunidad y empezó a generar rumores sobre la lana de la oveja que no era tan virgen con ella decía, y ese rumor creció tanto que la oveja dejó de ser influenciadora para pasearse trasquilada en el corral, pronto todos se dieron cuenta que esta fake news tenía un poder destructible, se estableció en la granja que todo rumor o noticia debía tener una fuente, pero el cerdo cada vez que pasaba el tiempo mejoraba su estrategia y era más difícil seguirle los pasos, todas las pistas terminaban enlodadas.

​Es cuestión de tiempo para entender que no todo lo que brilla es oro

El búho observaba y tomaba nota, él vio cómo de esta idea, el sistema cada vez se transformaba, evolucionaba, concentraba estrategias, cómo se quedaban rezagados algunos en la granja, cómo se levantaban otros, cómo algunos se caían y los que  alguna vez estuvieron encerrados en el establo ahora paseaban como reyes por la granja y gritaban a los cuatro vientos "está sí es la verdadera estrategia de cómo manejar el sistema y llevar tu producto al éxito",  la oleada después los hacían tragar sus palabras y veredictos, regresándolos al corral. Los lobos fueron tan capaces que le hicieron creer al burro que vendiera espacios para dormir en la granja, el burro trabajador como siempre, las construía, las acomodaba y las vendía, pero sí que era un producto difícil en la granja ya que para cualquier animal tomar esa decisión de cambiar de lugar donde dormir tomaba tiempo y había que evaluar más posibilidades, pero los lobos siempre lobos tenían el "sí sabemos cómo podrás vender tu producto", le hicieron creer al burro que se vendería como los huevos de la señora gallina y que tendría más o iguales ventas que la leche de la señora vaca y el burro le creyó, no siguió su instinto y el burro después de eso terminó jalando de nuevo el viejo molino, perdió su estatus, pero qué animal mi estimado burro! Por eso el búho empieza a escribir teorías a toda la granja para orientarlos, para enfocarlos para que cada quien entienda su potencial empezando les dice: saca lo bueno de lo que has hecho, potencialízalo y ​busca la ​oportunidad ​para​ ​mostrarlo a tu público objetivo.

En una de sus memorables charlas a la granja con animales invitados de otras granjas​,​ el Búho ​hace un breve sermón para todos ellos: ​"​de los que creen que cualquier caso de éxito se asocia a su producto, o peor aún los que creen que su producto se vende igual que una caja de leche. De los que se inspiran en otros casos pero no los aplican a sus objetivos, de los creen saber pero no han estudiado, quedan como el burro. Pero si trabajan como el burro y se asocian con los que tienen compromiso, analizan y planifican y sobretodo crean estrategias que potencializan su manera de comunicación, mejorarán la sana competencia, y se diferenciarán.​"​

¡A seguir adelante!

La granja no está a la deriva, sigue patrones, tendencias, pero sobretodo sigue su instinto, el cual es ser la mejor y más reconocida granja de todo el planeta, ese planeta pequeño que hace el internet, asociado al planeta grande que hace la información.

Contacto

Es un placer atenderle, no dude en escribírnos para cualquier información que necesite llenando el formulario de contacto.
Nos encantaría trabajar con usted.


397.6694 / 87
info@kalopublicidad.com
Edif. Edison Corp. Center, Oficina 9-A
Vía Transístmica, Panamá

Kalo Publicidad © Todos los derechos reservados.

Espere un momento...

Cargando...